celos enfermizos

Los celos son uno de los motivos más frecuentes de las peleas que se producen en una pareja.

Posiblemente, se trate de una reacción unida al sentimiento del amor, que en ocasiones se convierte en algo incluso más poderoso.

Cuando te enamoras de alguien se crea también un sentimiento de posesión. Y eso desencadena, en muchas ocasiones, en celos enfermizos que solo perjudican la relación.

¿Cómo son las personas que demuestran tener celos enfermizos?

Las personas que se muestran excesivamente celosas, suelen ser inseguras y desconfiadas. Normalmente, esta actitud está motivada por una falta de autoestima que revierte en los demás.

Se quieren poco a sí mismos y por eso piensa que los otros no los quieren lo suficiente. Del mismo modo, también se dejan llevar por un sentimiento de inferioridad, ante su pareja y ante las demás personas. Por eso, muchas veces ven posibles rivales donde no los hay. Creen que otras personas son más aptas para estar con la persona que aman.

Además, también suelen ser personas muy posesivas. Consideran a la pareja como una posesión más, algo que les pertenece y que no pueden compartir con nadie. Este es el motivo de que intenten coartar su libertad, que estén en constante alerta…

Síntomas de las personas con celos enfermizos

Desconfían de todas las personas que tienen relación con su pareja. Ven malas intenciones en todos sus actos e intentan influir en el criterio que tiene su pareja respecto a ellas.

Controlan todos los movimientos de la pareja o intentan tenerla controlada. Buscan entre sus pertenencias personales, toman el móvil de su pareja sin permiso o entran en sus redes sociales.

Intentan menospreciar a su pareja delante de otras personas. Es un mecanismo de defensa por su inseguridad.

Muestran un alto grado de dependencia. Someten su libertad a la compañía de la pareja,  no suelen hacer planes en solitario. De hecho, pueden llegar a fingir enfermedades y dolencias si su pareja tiene planes en solitario.

¿Cómo son sus relaciones sentimentales?

Son relaciones tóxicas y desequilibradas. Cuando se desatan los celos, se producen escenas muy incómodas, con continuas discusiones y reproches.

No consiguen disfrutar de los buenos momentos por la constante desconfianza que sienten.

Se produce un desasosiego que provoca un mayor distanciamiento en la pareja. La persona que es excesivamente celosa, busca el control sobre la otra persona. Y la pareja se siente agobiada, acosada en algunos casos, impedida de su libertad…

Por ello, algunas parejas utilizan la mentira y el engaño para buscar su tiempo de libertad. Con lo cual, se desarrolla todavía más la inseguridad y desconfianza de la persona celosa.

Es una relación que está abocada al fracaso, ya que es insana.

¿Cómo superar los celos enfermizos?

Los celos enfermizos no dejan de ser un trastorno psicológico. La persona que los sufre puede recurrir a un profesional que les ayude.

Estos celos pueden provenir de algún trauma sufrido en la infancia, de una falta de cariño en el seno de la familia.

También pueden quedar las secuelas de una  relación traumática anterior. Alguien que produjo ese sentimiento de inseguridad que no ha podido superar.

Lo importante es que la persona que es celosa en exceso, reconozca que tiene un problema. A partir de ahí, se puede buscar la mejor solución. Una solución que le ayudará a vivir las relaciones sentimentales de una forma más plena y beneficiosa.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like