alma gemela

Al conocer a tu alma gemela vas a sentir una conexión especial, una sensación que va más allá del entendimiento, de tu conciencia.

¿Has sentido esa sensación alguna vez con alguien? ¿Que le acabas de conocer y sin embargo parece que os conocéis de toda la vida?

Esa persona podría ser tu alma gemela. Pero esa sensación no es la única que te puede ayudar a identificarla.

Vuestra conexión va más allá de lo físico.

Tienes un vínculo mental y espiritual que solo vosotros percibís. Esa conexión salta a primera vista, nada más conoceros, aunque no os hubierais visto antes.  Sobran las palabras entre vosotros, con una mirada os lo podéis decir todo. Porque la energía que fluye entre vosotros es tan fuerte que  resulta hasta palpable.

Solo una mirada puede provocar que te relajes, que te sientas segura, que sonrías sin motivo.

La química entre vosotros en el terreno físico también es total.

Hay una atracción sexual que hace saltar las alarmas de los coches. Creáis un universo paralelo a vuestro alrededor cuando estáis juntos y os sobra el mundo. Algo que, por cierto, molesta mucho a vuestros amigos, además de que crea mucha envida.

Necesitas tocarle, abrazarle, acariciarle. Se crea esa necesidad de contacto físico con el otro que resulta irrefrenable. 

Cuando estás con tu alma gemela, sientes que puedes ser tú mismo.

Pero, de verdad, sin caretas, sin disimulos, sin fingimientos. Actúas tal y como eres  y te sientes una persona auténtica, plena. Muestras tu personalidad con naturalidad, lo que te hace sentir muy a gusto.

Porque también sientes una calma muy especial cuando estás a su lado.

Te aporta cierta tranquilidad saber que está contigo. No necesitas estar haciendo nada para sentirte feliz. Su compañía es suficiente para encontrar la armonía a tu alrededor. Así podrás dirigirle una de esas miradas cómplices con las que podéis decir mucho más que con palabras.

Pero no todo es de color de rosa.

No creas que encontrar a tu alma gemela implica no discutir o no tener discrepancias. De hecho, necesitáis que haya cierto “pique” entre vosotros para seguir creciendo. Tu alma gemela es un complemento, es la unión kármica de dos energías complementarias. Los retos que os plantéis servirán para haceros cada vez más fuertes, para aprender del otro y para evolucionar. 

Resulta complicado encontrar a tu alma gemela entre tantos miles de millones de personas en el mundo. Pero los lazos que unen esas almas, esas vidas espirituales pasadas, son muy fuertes. Y van a dejarse llevar por ese poder de atracción que se genera entre ellas.

Así que, deja fluir la energía de tu interior para que tu alma pueda atraer a su gemela.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like