divorcios inmediatos

¿Por qué hay divorcios inmediatos, cuando han estado mucho tiempo antes de novios?

Seguramente, conoces alguna pareja a la que le haya pasado esto. Tras una larga relación de noviazgo, deciden casarse y, al poco tiempo se divorcian.

¿Qué provoca el divorcio inmediato?

Falta de convivencia

Algunas veces ocurre por el hecho de que la pareja no ha convivido antes. Hay quien espera al matrimonio para irse a vivir con la pareja. Quizás por creencias religiosas, por costumbres culturas o imposiciones familiares.

Aunque es un hecho que cada vez ocurre menos, todavía hay casos así. Por tanto, es muy comprensible que, en la convivencia, descubran muchas discrepancias, hasta la fecha disimuladas.

Miedo al compromiso

También hay personas que sienten temor al compromiso. Consideran que el matrimonio conlleva una responsabilidad que no implicaba el noviazgo.

Es una cuestión psicológica. El hecho de sentirse atados a una persona, les crea ansiedad y desasosiego. Cambia su conducta y su actitud, y puede llegar a cambiar su forma de sentir.

Esa sensación de represión, provoca que anhele más su individualidad. Sienten que ha perdido la libertad y necesita recuperarla.

Objetivo conseguido

La falta de motivación tras la obtención de un logro, también es causa de divorcio.

Algunas personas necesitan tener siempre un objetivo por alcanzar, para sentirse felices.

Son personas que tienen un perfil psicológico caprichoso. Por ejemplo, un comportamiento típico es centrar toda su energía en conseguir algo. Sin embargo, al momento de haberlo logrado, pierden el interés por él.

Lo mismo les puede ocurrir con las personas. Pueden considerar el matrimonio como ese objetivo final de la relación. Entonces, en el momento de haberlo conseguido, buscan otra motivación.

Y, si esa motivación la encuentran lejos del matrimonio, la relación está abocada al fracaso.

Infidelidades

Las infidelidades son consecuencia de esas inseguridades, temores y dudas que mencionaba.

Alguien que teme al compromiso o que considera que el matrimonio le priva de libertad, buscará una salida.

Quizás busque una motivación, ese aliciente que cree haber perdido. El hecho de considerarse una persona casada, le hace sentirse menos atractiva a los demás. Y qué mejor forma de saber si sigue siendo atractiva, que ligando con otras personas.

Algunas infidelidades, además, se producen poco antes del matrimonio. Las estadísticas hablan de muchos casos de infidelidades durante la celebración de las despedidas de solteros/as.

Esas infidelidades, muchas  veces, se descubren al poco tiempo de la celebración de la boda. En algunos casos, salen a la luz, en otros, se sospechan. Y también ocurre que las consecuencias estropean la relación por culpa de la conciencia.

En consecuencia, todos esos motivos comunes a muchas parejas, hace que una relación termine al poco tiempo de haberse casado. Incluso después de haber mantenido un largo noviazgo.

Ese paso hacia el matrimonio, puede ser el desencadenante de una serie de emociones que se habían mantenido ocultas o aletargadas.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like