Oráculos

Las energías de los cuatro elementos en el Tarot

elementos en el Tarot

Una de las maneras más rápidas para aprender Tarot es comprendiendo los elementos –Agua, Fuego, Tierra y Aire- de cada palo de los Arcanos Menores. Cada uno de ellos tiene una energía diferente y nos puede dar pistas para interpretar mejor una tirada.

El elemento Agua en el Tarot

El agua es fluida y ágil, pero al mismo tiempo poderosa. Puede ser suave y dulce, como las olas rompiendo en la orilla de la playa, pero también puede actuar mostrando su faceta más negativa.

El elemento agua en el Tarot está relacionado con las emociones, la intuición, las relaciones, la sanación y la purificación. Es un elemento femenino que refleja el poder sutil que a menudo reside dentro de las mujeres. Es receptivo y adaptable.

En el Tarot, el agua se relaciona con el palo de Copas y los arcanos que contienen este elemento siempre se asocian con el amor, los sentimientos y la relaciones de pareja. Cuando en una tirada abundan las copas sobre otro palo es señal de que el consultante está “pensando” con el corazón y no con su cabeza y ello puede conllevar que actúe de manera demasiado espontánea o instintiva. Las Copas además tienen que ver con la creatividad, el romanticismo, la fantasía y la imaginación.

Los aspectos negativos de elemento Agua incluyen ser demasiado emocional, con expectativas poco realistas y claras. También nos puede hablar de emociones reprimidas y de una incapacidad para expresar realmente como es uno.

El elemento Fuego en el Tarot

El Fuego es salvaje, impredecible y lleno de energía. Puede ser dócil y ayudarnos a diario para construir determinados objetos o herramientas e incluso para cocinar, pero también puede ser muy destructivo y acabar arrasando con todo lo que tiene a su alcance.

El elemento Fuego en el Tarot es símbolo de pasión, energía, entusiasmo y sexualidad. Se trata de un elemento masculino que refleja la unidad y la fuerza de voluntad de este género.

En el Tarot, el elemento Fuego está representado por el palo de Bastos que tiene que ver con la energía primordial, la espiritualidad, inspiración, determinación, fuerza, intuición, creatividad, ambición, expansión, pensamiento original y las semillas a través de las cuales brota la vida.

Cuando aparecen muchas arcanos de Bastos en una tirada es sinónimo de entusiasmo, proyectos, ideas, egos y personalidades pasionales. No obstante, también tiene sus cualidades negativas que pueden manifestarse como una falta de dirección o propósito en la vida o una falta de sentido en todo lo que se realiza.

El elemento Tierra en el Tarot

El elemento Tierra se puede tocar porque es algo tangible. Es un elemento femenino receptivo, es decir, aprovecha los nutrientes y los rayos del sol para luego utilizar esa energía y sobrevivir.

En el Tarot, el elemento Tierra está representado por el palo de Oros. Los arcanos menores que lo contienen cubren los aspectos materiales de la vida, incluyendo el trabajo, los negocios, el comercio, las propiedades, el dinero y cualquier otro bien material. Los aspectos positivos de este palo incluyen la manifestación, realización y prosperidad.

Los Oros tratan con el nivel físico de la conciencia y por tanto siempre reflejan situaciones externas. Tienen que ver con lo que hacemos en nuestro día a día y en cómo lo creamos y le damos forma para hacerlo crecer. En un plano más esotérico, los Oros se asocian también con el ego, la autoestima y la propia imagen.

Entre los aspectos o cualidades negativas de este palo se incluyen el ser excesivamente posesivo, codicioso y materialista. El consultante puede estar demasiado centrado en su carrera profesional, en detrimento de otras prioridades en la vida.

El elemento Aire en el Tarot

El Aire es intangible e invisible y además está siempre en constante movimiento. A veces puede pasar desapercibido y sentirse como una mera brisa, pero también puede actuar de manera despiadada y desatar un auténtico huracán.

Simbólicamente, el elemento aire se relaciona con el conocimiento, la acción, el poder y el cambio. Es una energía masculina que manda e impone a pesar de ser invisible.

En el Tarot, el elemento Aire está representado por el palo de Espadas. Cada uno de los arcanos menores que contiene este elemento está asociado con la acción, el cambio, la fuerza, el poder, la opresión, la ambición, el coraje y el conflicto. En cualquier caso, la acción puede ser tanto constructiva como destructiva.

El Palo de Espadas reside en la mente y en el intelecto. Refleja la calidad de los pensamientos, las actitudes y creencias. Su doble filo simboliza el delicado equilibrio entre el intelecto y el poder y la forma en que estos dos elementos se pueden usar para el bien o el mal. A menudo, las Espadas necesitan equilibrarse con el espíritu (Bastos) y los sentimientos (Copas).

En los aspectos negativos del palo de Espadas se incluyen la ira, la culpa, el juicio severo, la falta de compasión y el abuso verbal y mental.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like