hombres mujeriegos

¿Qué define a un hombre mujeriego?

Además de ser un hombre al que le gustan mucho las mujeres, también otros aspectos que definen esta personalidad.

Un hombre mujeriego desprende un atractivo especial que resulta cautivador para las mujeres. Por ello, ha desarrollado una especial habilidad para la seducción que le permite llevar una vida promiscua.

Su comportamiento ante el amor

Para los hombres mujeriegos el amor es secundario. Es más, puede que defiendan que les resulta imposible amar solo a una mujer. Quizás porque no han llegado a estar completamente enamorados. De hecho, puede que vivan sus relaciones como si se tratara de un único y auténtico amor. El problema es que esta sensación no les dura mucho, con la misma persona.

Su interés se centra más en el sexo, en dar y recibir placer. Es en torno a lo que hacen girar su vida, lo que les aporta felicidad y plenitud.

Cuando están con una mujer muestran su lado más sensible y cariñoso. Pero, no lo hacen con una única.

Algunos hombres, además, consideran que ese es su objetivo en la vida. Que no han nacido para querer y complacer a una sola mujer, sino que tienen amor para todas.

¿Por qué un hombre es mujeriego?

Hay distintos perfiles que justifican la actitud de un hombre mujeriego.

Está el perfil del hombre atractivo, seguro de sí mismo y de sus cualidades que no quiere marcarse límites.

Es un vividor que quiere experimentar nuevas experiencias, que huye del compromiso y las ataduras.

También existe el hombre que ha sufrido en una etapa anterior. Alguien que desconfía en el amor y que solo busca placeres. Todas las mujeres, sin condición, las pueden considerar aptas para satisfacer sus necesidades sexuales.

Algunos hombres pasan por una etapa mujeriega, después de una ruptura sentimental. Es una forma de hacer prevalecer su hombría. Después de un tiempo viviendo en pareja, posiblemente enamorado, quieren disfrutar de su soltería. Esconden sus heridas bajo una capa de superficialidad.

No les interesa volver a enamorarse y huyen de toda relación que pueda despertar su sentimentalismo. Por ello, buscan relaciones sin compromiso ni ataduras. Solo quieren sexo y no ven a las mujeres como posibles compañeras sentimentales, sino sexuales.

¿Puede un hombre mujeriego cambiar?

Los hombres mujeriegos que justifican su actitud porque nunca han conocido el amor pueden cambiar si se enamoran.

Son casos en los que el hombre ha ido saltando de flor en flor hasta que ha conocido a la mujer adecuada. Una mujer que le completa y complementa, que les ayuda a abondar su egoísmo, el interés únicamente por sí mismos.

Sin embargo, que un hombre mujeriego consiga cambiar su conducta es difícil. Tiene que tener voluntad de hacerlo y no siempre la tienen. Sobre todo, si no han encontrado un motivo real para cambiar. Si la forma de  vida que llevan les ofrece satisfacciones y felicidad.

¿Me interesa tener una relación con un hombre mujeriego?

Más que una cuestión de interés es de atracción. Si un hombre mujeriego no es capaz de cambiar su actitud, la relación con él será muy complicada.

Tendrás que ser consciente de hasta dónde quieres tolerar. Si te compensa en otros aspectos o si es un tipo de relación que a ti también te interesa. ¿Sería una buena combinación la relación entre un hombre mujeriego y una mujer “hombreriega”? Quizás.

Muchas mujeres creen que son las elegidas para conseguir cambiar la actitud del hombre. Es decir, creen que conseguirán enamorar a ese hombre lo suficiente para que deje de fijarse en otras mujeres.

Sin embargo, ese cambio tiene que nacer del propio hombre.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like