muérdago

El muérdago es un arbusto con hojas de color verde que resulta indispensable en la decoración navideña.

El empleo del muérdago tiene su origen en la cultura celta, donde era considerada una planta muy beneficiosa para la salud y se utilizaba como remedio medicinal.

Además, también se le atribuyen otra serie de características propias como ser considerado un fuerte afrodisíaco, una planta utilizada para potenciar la fertilidad, para atraer el amor y lograr la armonía interior.

En la antigüedad celta, también era utilizado el muérdago por los brujos y hechiceros para realizar conjuros que servían para curar determinadas enfermedades, así como hacer una limpieza y purificación del aura, con el objetivo de atraer y potenciar la energía positiva.

¿Por qué se utiliza el muérdago en Navidad?

Aunque para los druidas celtas, buscar y encontrar el muérdago era parte de la tradición y debía hacerse en determinados momentos relacionados con la influencia de la luna, en la actualidad, la tradición de utilizar el muérdago en la época navideña se ha afianzado en esta época del año por la simbología de estas fiestas y su íntima relación con la magia y la renovación.

Colocar una rama de muérdago en la entrada de los hogares, puede ser una tradición que se ha consolidado en nuestra cultura, tal vez por la influencia del cine y la televisión, sobre todo, por las películas románticas en las que, una historia de amor que sucede durante la época navideña, no está completa sin que los protagonistas sellen su relación con un beso y un abrazo bajo esta rama. En determinados países se sigue continuando esta tradición, por ello colocan la rama de muérdago bajo el quicio de la puerta, como símbolo de buena suerte y de buenas intenciones, siendo además el testigo perfecto para que una relación empiece y continúe bajo la influencia positiva que ejerce la planta sobre sus cabezas.

En otras culturas, el muérdago no es solo utilizado en Navidad, sino que forma parte de la decoración de la casa, como elemento mágico y de buena suerte. En algunos países, hay siempre colgada en el techo una rama de muérdago para ahuyentar los malos espíritus y atraer la paz y la armonía al hogar.

También hay algunas tradiciones que apuntan que, cuando una mujer se besa con alguien debajo de este muérdago colgado del techo, si está soltera, contraerá matrimonio al año siguiente, y si está casada, se quedará embarazada.

Otro de los rituales llevados a cabo en muchos países, es el de sustituir una rama de muérdago cada 13 de diciembre. Tiene que ser un muérdago que alguien te haya regalado, y hay que colocarlo sobre el quicio de la puerta ese día, y que permanezca allí durante todo el año. Transcurrido ese tiempo, tiene que ser sustituido por uno nuevo, también regalado, y el anterior quemarlo hasta que se consuma, como señal de destrucción y eliminación de las malas energías que haya podido ir absorbiendo durante todo el año.

La tradición del muérdago, en sus diferentes versiones y utilizaciones, siempre ha estado, y sigue estando, muy unido a la simbología de prosperidad, de atracción de buena suerte y de felicidad. Así que, cuando prepares tus adornos navideños y veas que el muérdago es un elemento que aparece en muchos de ellos, piensa que va a ayudar a que tu hogar esté protegido y dispuesto a atraer a la diosa fortuna.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like