Déjà Vu

Es esa sensación de haber vivido una experiencia con anterioridad, aunque es la primera vez que te ocurre.

¿Te ha pasado alguna vez?

Es una sensación muy extraña, pues dices: esto ya lo he vivido, pero no sabes determinar cuándo, ni dónde. Además, ya lo has vivido pero no sabes qué ocurre a continuación. Y ni siquiera encuentras una explicación lógica a lo que te ha pasado.

Es como un recuerdo que se ha quedado en tu cabeza, pero que no logras ver con claridad. Como cuando te despiertas por la noche y conservas la sensación de lo que has soñado, pero no logras visualizarlo.

Es un término francés que se traduce como “ya visto”. Y aunque la ciencia ha intentado encontrarle alguna explicación, no parece que sean muy convincentes. Hacen experimentos y lo atribuyen a algún fallo de la memoria. Sin embargo, no parece que han llegado a una teoría concluyente.

El déjà vu es un fenómeno muy común. Le ocurre a mucha gente en todo el mundo, como mínimo una vez en su vida, si no más.

Pero es más que una teoría científica, es una cuestión espiritual.

El alma no atiende a leyes físicas y el dèjá vu está relacionado con ese aspecto inmaterial.

Entre las teorías más extendidas, está la de los viajes astrales que realiza el alma.

Eso explicaría que tuviéramos la sensación de recordar una situación como si ya la hubiéramos vivido. Porque nuestra alma ha viajado con anterioridad, se ha adelantado en el tiempo y ha guardado esa experiencia en la memoria.

Al producirse esa situación, la memoria nos avisa que ya la vivimos y nos trae ese recuerdo guardado.

A veces, la sensación solo ocurre durante un instante, aunque también hay quien consigue alargarla más en el tiempo. Llega a adivinar las escenas que van a sucederse en esa secuencia.

Se sigue estudiando este curioso fenómeno, con la intención de encontrar esa explicación científica relacionada con el funcionamiento del cerebro.

Pero, teniendo en cuenta que todavía quedan muchas funciones cerebrales por descubrir, el déjà vu sigue siendo un misterio.

Tener un déjà vu no conlleva ningún riesgo. A no ser que quieras apostar por lo que va a suceder, basándote únicamente en esta percepción.

Es una extraña sensación que te puede empujar a creer más en el poder de tu mente y normalmente se queda como una simpática anécdota.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like