rosa de jericó

Existen muchas historias, tradiciones y rituales referentes a la Rosa de Jericó. Hoy os voy a hablar de esta planta sagrada con potentes propiedades mágicas.

La Rosa de Jericó es un helecho muy apreciado no solo entre los amantes de la jardinería, sino también de la magia y el ocultismo.

Leyendas sobre la Rosa de Jericó

Se dice que, en el siglo XIII, la Rosa de Jericó sirvió para curar al hijo de un caballero, enfermo de lepra. El caballero puso la planta en agua bendita y la dejó allí durante 9 días. Después lavó a su hijo con esta agua y el niño recuperó la salud.

Otra leyenda habla del nacimiento de la Rosa de Jericó tras la muerte de Cristo, como símbolo de la energía que dejó en la tierra.

Propiedades de la Rosa de Jericó

Entre las propiedades medicinales, la Rosa de Jericó es eficaz como diurética y cicatrizante.

Pero cabe destacar las propiedades mágicas que se le atribuyen.

La Rosa de Jericó tiene la capacidad para absorber la energía negativa, por lo que resulta muy útil en las limpiezas energéticas.

También se utiliza como amuleto protector de los hogares. Se dice que quien posee una Rosa de Jericó, atraerá el poder, el dinero y el amor. También atrae la buena fortuna y el éxito en los negocios.

Rituales con la Rosa de Jericó

Cuando adquieras una Rosa de Jericó, conéctate con ella. Cuando le coloques el agua, pon tus manos sobre la planta, sin tocarla. Concéntrate, relájate y dale la bienvenida a tu hogar. Enciende una vela blanca junto a un incienso, y procura que el lugar esté tranquilo y sin ruidos.

Al cabo de siete días, podrás pedirle el deseo que quieras ver cumplido.

Solo tienes que poner tus manos sobre la planta, conectar con su energía y pedir tu deseo.

Cuando la conexión con la planta es total, ésta puede marchitarse cuando su propietario  enferma y revivir cuando recupera su salud. También está unida al estado anímico del individuo. Si está desanimado, la planta puede marchitarse repentinamente y recuperar su vitalidad cuando también lo haga su propietario.

Cómo conseguir una Rosa de Jericó

En cualquier centro de jardinería podrás encontrar una de estas especies. Su nombre científico es anastatica hierochuntica y es apta para tenerla en casa, siguiendo unos sencillos cuidados.

Puedes plantarla en una zona sombría, aunque no excesivamente fría. Tienes que regarla con asiduidad porque necesita mucha humedad. Vigila que no le ataquen pulgones u otras enfermedades y podrás presumir en casa de una de las plantas más misteriosas.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like